Usted está aquí: Inicio / Foro / La reforma a la ciencia más importante del sexenio

La reforma a la ciencia más importante del sexenio

E

l jueves pasado, el presidente Enrique Peña Nieto envió al Senado de la República una iniciativa de reforma a la Ley de Ciencia y Tecnología, que sin duda puede considerarse la más importante en su administración. Aunque, como no es el único, uno de los ejes principales en la propuesta que ahora tienen en sus manos los legisladores consiste en modificar la actual articulación de la política en esta materia con los periodos sexenales y, a cambio, sentar las bases para una verdadera política de Estado que favorezca a largo plazo el desarrollo de la ciencia, la tecnología y la innovación (CTI) en nuestro país.

La idea había sido discutida por el presidente con los integrantes del Consejo General de Investigación Científica, Desarrollo Tecnológico e Innovación (en lo sucesivo Consejo General) durante la reunión realizada en enero de este año en la ciudad de Querétaro, antes de la ceremonia en la que se entregaron los Premios de la Academia Mexicana de Ciencias, como se comentó en este espacio (La Jornada, 16/1/18).

La iniciativa presidencial señala como indispensable contar con agendas y una visión con un horizonte de tiempo que vayan más allá de un sexenio. Al enumerar los objetivos de la reforma señala que sólo teniendo un horizonte de largo plazo que permita mantener las acciones, los instrumentos y los mecanismos podrá incidirse de manera efectiva en lograr el salto que requiere el país en materia de CTI.

La iniciativa denomina visión de largo plazo a los objetivos que establezca el Estado mexicano más allá de los periodos sexenales, la cual deberá ser aprobada por el voto de las dos terceras del Consejo General, y a esta visión quedarían supeditados tanto el Programa Especial de CTI (con una visión de cinco años) y el presupuesto consolidado en el sector.

A propósito del presupuesto, con el fin de darle mayor transparencia y facilitar la rendición de cuentas, se prevé que los fondos sectoriales que existen actualmente se agrupen en un solo fideicomiso o fondo multisectorial manejado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y con subcuentas específicas para cada sector. En mi opinión esto permitiría acabar con la duda sobre el destino de los recursos en algunas dependencias en las cuales no hay garantía de su empleo en tareas científicas y tecnológicas.

El documento, firmado por Enrique Peña Nieto, propone diversas modificaciones a la ley tendientes a fortalecer al Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología, a los Centros Públicos de Investigación y al propio Conacyt. En este sentido, se fortalece el papel de este Consejo como coordinador de todo el Sistema Nacional de CTI. Es muy importante observar los requisitos que debe cumplir quien sea designado por el presidente como director general del Conacyt, lo que garantizaría que sea una persona con amplios méritos científicos

Con lo anterior, se evitará que este nombramiento recaiga, como en el pasado, en administradores o compadres.

Otro tema importante es el fortalecimiento del Foro Consultivo Científico y Tecnológico, que se convertiría en una instancia consultiva permanente de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial a escala federal, así como en las entidades federativas y en todo el Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología.

Un aspecto a mi juicio muy relevante en la iniciativa es la creación de un Consejo de Asesores Científicos y Tecnólogos de la Presidencia de la República que provea al primer mandatario de opiniones científicas en temas importantes y coyunturales. Dichos asesores serían nombrados por el director general del Conacyt y coordinados por la Oficina de la Presidencia de la República.

Estos son algunos de los rasgos generales de la iniciativa enviada el jueves por el presidente al Senado de la República. Es, sin duda, la reforma más importante al Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología en décadas. Entre la cascada de propuestas que actualmente llegan al Congreso y considerando el poco tiempo que le queda a la actual legislatura es importante identificar aquellas que realmente pueden significar un cambio trascendental al desarrollo del país, como la que se comenta. Tiene, a mi juicio, los ingredientes indispensables para generar la unidad de todos los grupos parlamentarios en favor de la ciencia y en beneficio de México.

comentarios de blog provistos por Disqus