Usted está aquí: Inicio / bioquímicas / Biodiversidad Mexicana en El Colegio Nacional

Biodiversidad Mexicana en El Colegio Nacional

El Colegio Nacional. La mañana de ayer tuvo lugar la cuarta jornada del ciclo de conferencias Biodiversidad mexicana, organizado en colaboración con El Colegio Nacional (ECN) con motivo del 25º aniversario de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) gracias a José Sarukhán, miembro de ECN y coordinador nacional de CONABIO.

“CONABIO se creó hace 25 años con la finalidad exclusiva de generar, recopilar y promover el mejor conocimiento de la biodiversidad del país, desde genes hasta ecosistemas”, definió José Sarukhán para explicar la importancia del marco de este ciclo de conferencias.

La primera de las ponencias, titulada Los colores del suelo en México,  estuvo a cargo del biólogo Jorge Larson Guerra, quien explicó el trabajo de desarrollo de modelos de los suelos de México para entender y generar capas cuantitativas que faciliten la comprensión de “lo que está bajo la superficie a través del color del horizonte superficial de los suelos”. “La cartografía digital de suelos es una herramienta vigorosa de comunicación y de información necesaria para su desarrollo”, indicó Larson Guerra, coordinador del área de Planeación para el uso de la biodiversidad de CONABIO. El biólogo también señaló la importancia de compartir conceptos con los productores campesinos para que la información se pueda comunicar de forma relevante.

En el turno de preguntas y comentarios, el miembro de ECN José Sarukhán advirtió que “de los componentes ambientales el suelo es el menos conocido, el menos estudiado y en donde hay una mayor laguna de conocimiento. Esto es terrible porque el suelo es la base de todo, si no hay suelo no hay nada”.

La siguiente ponencia, Monitoreo de los mares mexicanos, estuvo a cargo de Sergio Cerdeira Estrada, subcoordinador de Monitoreo Marino de CONABIO, quien expuso el trabajo que se ha realizado durante los últimos años en relación a la superficie de las Zonas Marítimas de Jurisdicción Nacional, que suponen un 61.6% de la extensión total de México. Nosotros generamos información y la ponemos a disposición de cualquier individuo u organización, y apoyamos al Gobierno en la toma adecuada de decisiones”, explicó el subcoordinador, quien indicó que la generación de conocimiento es una de las principales metas estratégicas de su área. Cerdeira Estrada detalló que la información obtenida a través del SATMO y el SIDMO, sistemas de monitoreo oceánico satelital e In-situ respectivamente, facilita la recopilación de datos relevantes sobre florecimientos algales, el blanqueamiento de corales y la presencia de sargazo.

A continuación, el ingeniero agrónomo Pedro Álvarez-Icaza, Coordinador General de Corredores y Recursos Biológicos centró su plática en la importancia de los corredores biológicos como herramientas de conservación de biodiversidad. “La conservación de los ecosistemas y su biodiversidad no es posible si no se trabaja al mismo tiempo en reducir la pobreza y en fortalecer la viabilidad económica de las poblaciones rurales”, advirtió Álvarez-Icaza. El Corredor Biológico Mesoamericano opera desde el 2002 en 9 corredores ubicados en los estados de Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Chiapas, Tabasco y Oaxaca.

La bióloga Elleli Huerta Campos ofreció la ponencia titulada Verificación de productos y servicios amigables con la biodiversidad, en la que sostuvo que el papel del consumidor es muy importante para mantener los ecosistemas y que es esencial “mantener el atributo diferenciador de los productos para no perder el valor de la biodiversidad”. La bióloga también destacó la importancia del etiquetado para acercar al productor con el consumidor y “articular a diversos actores detrás del consumo.”.

Para finalizar la jornada, se llevó a cabo una mesa redonda en la que intervinieron la bióloga Ana Tejero Aranda, representando a la Coordinadora Estatal de Productores de Café del Estado de Oaxaca (CEPCO) y Josefa Higuera Pérez, asesora técnica de PROADECH, una asociación de productores de miel del estado de Chiapas, quienes explicaron cómo realizan y han internalizado las prácticas respetuosas con la biodiversidad estas asociaciones de productores. Completó la mesa Taurino Reyes Santiago, representante de CERTIMEX, certificadora de Productos y Procesos Ecológicos y productos del Comercio Justo para los mercados nacional e internacional, quien explicó el sistema de verificación y certificación que lleva a cabo el organismo en productos como el café, la miel, el cacao y el ecoturismo, entre otros.

comentarios de blog provistos por Disqus