Usted está aquí: Inicio / tecnología / Israel, un desierto fértil para la innovación

Israel, un desierto fértil para la innovación

Forum Noticias. Israel, una pequeña nación con una extensión territorial de 20 mil 770 kilómetros cuadrados y ocho millones 543 mil habitantes, es más pequeña que varios estados de la República Mexicana, sin embargo está posicionada entre los países más innovadores del mundo.

El Índice Mundial de Innovación 2017, sitúa a Israel en la posición 17, de ese ranking, además de que es el país más innovador de Asia Occidental y África del Norte, mientras este mismo índice ubica a México en la posición 58.

“No es casualidad que Israel esté ubicada entre los países más innovadores del planeta, tiene una startup por cada mil 844 habitantes, la mayor concentración de innovación e iniciativa empresarial en el mundo”, expuso Ron Oliver, director de International Ventures and Brokerage, en la conferencia: La historia del milagro económico de Israel.

En la 3° Jornada de Innovación y Emprendimiento, que se llevó a cabo  en el Instituto de Biotecnología, campus Morelos, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Ron Oliver destacó la experiencia de Israel, nación en la que desde sus inicios se concibió como una sociedad del conocimiento, al fundar primero las universidades que el propio Estado.

La primera universidad judía en Israel, fue creada en 1925, gracias a las gestiones de Albert Einstein y Jaim Weizmann, con la ayuda de Estados Unidos; mientras que el estado de Israel se fundó el 14 de mayo de 1948, 23 años después que dicha universidad. Es decir, antes que se consolidara el propio Estado, Israel ya había empezado el desarrollo de toda una infraestructura científica y tecnológica.

La Universidad Hebrea de Jerusalén, está rankeada en el lugar 77 por el Times Higher Education Supplement (THES) y el Instituto Tecnológico de Israel cuyo primer curso se impartió en 1924, está ubicado en el lugar 198 del top 3 mil de WebOMetrics.

Como ejemplo de la innovación generada actualmente en las universidades israelíes, Ron Oliver, relató la historia del científico de computación Nir Erez, “al coincidir con dos de sus amigos en un maratón en la Universidad de Tel Aviv, compartieron sus malas experiencias con los servicios de transporte público, para después generar la aplicación mundialmente conocida como Moovit, la cual tiene más de un millón de usuarios y se encuentra disponible en 60 ciudades del mundo. La aplicación en estos momentos ya vale millones de dólares”.

Otro de los aspectos que en la actualidad influye en gran medida al desarrollo de la innovación por parte de Israel es su apuesta por la inversión en ciencia y tecnología, indicadores de 2015 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), evidencian que el gasto en investigación y desarrollo como porcentaje del PIB por parte de Israel es del 4.3 por ciento, mientras en México solo se invierte el 0.6 por ciento.

En nuestro país, la OCDE indica que de la inversión en ciencia y tecnología, la mayor parte la realiza el gobierno federal con 71.2 por ciento, mientras la industria solo invierte a este rubro el 20.6 por ciento, el resto de la inversión proviene de otras fuentes nacionales.

En Israel, el 12.5 por ciento de la inversión destinada a ciencia y tecnología la hace el gobierno, mientras que la industria genera el 37 por ciento para este rubro, 1.3 por ciento viene de otras fuentes nacionales y el resto de financiación es externa.

comentarios de blog provistos por Disqus