Usted está aquí: Inicio / Sociales y Humanas / En la UNAM, el archivo de pintura moral prehispánica más completo del orbe

En la UNAM, el archivo de pintura moral prehispánica más completo del orbe

UNAM. Estos lienzos centenarios de roca del México Antiguo, tenidos e ideados por los toltécatl (artistas), tienen ahora mucho futuro. Ese bagaje pictórico de valor universal previo a 1521, que se encuentra adosado a construcciones arquitectónicas en nuestro país, es el corpus de estudio del Seminario de Pintura Mural Prehispánica del Instituto de Investigaciones Estéticas (IIE).

El proyecto, que vio su génesis en 1990 con la coordinación de Beatriz de la Fuente, ha abordado, registrado, estudiado y difundido el valor de este capital cultural con un enfoque multidisciplinario por medio de imágenes.

La iniciativa, ahora bajo la coordinación de María Teresa Uriarte, del IIE, que reúne a arqueólogos, arquitectos, biólogos, historiadores, historiadores del arte, diseñadores, restauradores y dibujantes de la UNAM y del Instituto Nacional de Antropología e Historia, “cuenta con 50 mil imágenes analógicas y cien mil digitales, lo que convierte a este archivo en el más completo sobre el tema que hay en el mundo”, expuso María Olvido Moreno, integrante del proyecto.

“La gran importancia de este trabajo es que confluyen las disciplinas y se pueden amalgamar para producir una iniciativa como ésta, se puede apreciar desde distintos ángulos del conocimiento y encontrar un mensaje. Lo que me parece fundamental es que nosotros estamos preservando el patrimonio artístico e histórico de México; si no fuera por la UNAM, mucho de éste ni siquiera se conocería”, consideró María Teresa Uriarte.

Parte de nuestra labor, terció Olvido Moreno, es hacer difusión a partir de estos valiosos materiales. Son significativos porque en muchos casos llegan a ser el único testimonio que hay de ciertos murales y con esto, hacemos trabajo de curaduría, así como exposiciones temáticas; una de las más recientes se montó en la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad de Costa Rica, por ejemplo.

Libro en piedra

María Olvido mencionó algunos de los grandes retos de esta labor, como la conservación de los 50 mil materiales analógicos que deben estar en condiciones ideales de temperatura, humedad y, por supuesto, su digitalización que ya está en proceso. Asimismo, la edición de nuevos volúmenes de su serie impresa sobre la producción pictórica prehispánica, que ha dedicado números a Teotihuacan, Oaxaca, Bonampak y Cacaxtla. La investigadora informó que el catálogo impreso de Teotihuacan ya se agotó y que ahora se trabaja en una edición digital actualizada.

Además, se labora ya el siguiente volumen dedicado a la pintura mural de la Huasteca, concentrado en las zonas arqueológicas de Tamuín y de Tamtoc, ambas en San Luis Potosí, “acervo que nunca antes se ha estudiado a profundidad con diversidad de enfoques y propuestas”.

“Entre los resultados de nuestro proyecto está el Museo de Murales Teotihuacanos Beatriz de la Fuente, donde realizamos la propuesta, curaduría y cedulario de dicha zona arqueológica”, indicó.

Citlalli Coronel y Martha Vargas, responsables del área gráfica y de diseño, comentaron que se procesa y trabaja individualmente con tecnología digital cada imagen y después se une.

“También tratamos de generar herramientas y material de registro para los investigadores en historia del arte. Como las desgracias suelen acompañar a las obras de arte, a veces se deterioran o se pierden, coadyuvamos a la catalogación y a los estudios de éstas”, dijo Coronel.

comentarios de blog provistos por Disqus