Usted está aquí: Inicio / bioquímicas / El Alpha Hélix cruza el canal de Panamá y rescata valioso anclaje

El Alpha Hélix cruza el canal de Panamá y rescata valioso anclaje

CICESE. Es histórica y significativa la labor actual del buque oceanográfico del CICESE, Alpha Hélix, ya que el pasado 13 de mayo cruzó por primera vez el Canal de Panamá y se encamina a realizar sus primeros cruceros en el Golfo de México. Es también la primera ocasión en la que un buque de este centro de investigación realiza actividades fuera de la zona económicamente exclusiva del Pacífico Mexicano.

“Para el buque del CICESE (este viaje) es la primera vez de todo”, mencionó Daniel Loya Salinas, jefe del Departamento de Embarcaciones Oceanográficas (DEO) de este centro, quien enfatizó que esta travesía, con duración aproximada de 4 meses en altamar, se debe al gran esfuerzo académico, administrativo y operativo del CICESE.

Justo cuando el Alpha Hélix cruzaba el Canal de Panamá, el Grupo CANEK del CICESE notificó a la tripulación que uno de los anclajes de la red de observatorios marinos ubicada en el Golfo de México, el YUC9, estaba suelto. Este observatorio anclado en su momento a 1800 metros de profundidad se encontraba derivando por el canal de Yucatán, y su comunicación satelital (que permite conocer la ubicación exacta del anclaje) era irregular.

El YUC9 forma parte de la red de observatorios marinos, junto a otros 19 anclajes, instalada para conocer el comportamiento de las corrientes del Golfo de México, las cuales fluyen a través de los canales de Yucatán y de la Florida. Esta red de anclajes ha permanecido 2 años instalada, reuniendo información de las columnas de agua del Golfo de México, por lo que recuperar este anclaje ha sido una maniobra de gran importancia para la investigación.

Los anclajes son coordinados por el grupo CANEK, formado por investigadores del Departamento de Oceanografía Física (DOF) del CICESE, el cual cuenta con más de 20 años de experiencia de observaciones oceanográficas en el Golfo y el Mar Caribe. Gracias a ello CANEK ha sido una base sólida y apoyo fundamental para el Consorcio de Investigación en el Golfo de México (CIGoM), megaproyecto enfocado en conocer posibles escenarios frente a probables derrames de petróleo y que cuenta con el financiamiento del Fondo Sectorial CONACYT-SENER-Hidrocarburos.

El YUC9 era uno de los anclajes más cercanos a Cuba y después de algunos días a la deriva, el localizador de la boya  de este anclaje envió su posición a través de su antena Argos, notificando que estaba ya dentro de aguas del Caribe. La boya con el localizador estaba ubicada a 100 metros de profundidad, en el anclaje. Cuando sale a la superficie emite su ubicación vía satélite, de esto informó el Dr. Julio Candela Pérez, investigador del DOF, “estos anclajes están diseñados para medir la corriente en toda la columna de agua, con una combinación de instrumentos que miden a una sola profundidad (o simultáneamente a varias profundidades) con perfiladores acústicos. Por ejemplo, la boya más superficial a 100 metros de profundidad con el localizador Argos tiene un perfilador acústico que mide todo el perfil de corriente desde los 100 metros hasta la superficie”, dijo.

El Dr. Candela e investigadores estuvieron siguiendo la trayectoria de la boya cuando ésta lograba enviar su ubicación, y en muchos momentos pronosticaron su posición según las rutas de las corrientes, ya que la antena no transmitía continuamente. “Desde que se soltó, la boya recorrió alrededor de 300 kilómetros en 8 días, a una velocidad promedio de alrededor de 1 nudo, en corrientes relativamente bastante fuertes”, explicó el investigador. “El problema es que como hubo mal tiempo, mucho viento y mucho oleaje, la boya no se mantiene fuera del agua y se pierde parcialmente la señal. El satélite no puede calcular la posición y registra solo la transmisión”.

 

Al final, en el séptimo día de estar a la deriva, después de 16 horas de incomunicación con la boya, ésta envió su localización exitosamente: estaba a 14 millas náuticas de donde se localizaba en espera el Alpha Hélix. Por evaluaciones del equipo, este anclaje tiene valor de 250 mil dólares. “No solo íbamos a perder el equipo, sino también los registros de información, que son más importantes”, dijo el Dr. Candela.

Afortunadamente, el Alpha Hélix ha recuperado el anclaje completo y toda la información que éste recabó durante 2 años. El investigador del CICESE aseguró que es poco común que un anclaje se suelte y derive. Aún desconocen la razón de ello, por ahora solo se le atribuye a la corrosión del material de soldadura del ancla, ocasionada por las sales del mar.

Otra coincidencia a favor de esta maniobra fue que la semana pasada, el Dr. Roberto Núñez Moreira, director del Instituto de Ciencias del Mar de Cuba, visitó el CICESE. Los investigadores de CANEK tuvieron oportunidad de hablar con él y solicitar su intervención para que las autoridades marítimas cubanas permitieran al Alpha Hélix entrar a aguas territoriales cubanas y recuperar el anclaje.

Cumplida la maniobra de rescate, el buque seguirá su plan de navegación que incluye tres cruceros oceanográficos correspondientes a tres líneas de investigación del CIGoM, bajo la coordinación de los investigadores del CICESE Rubén Lara Lara, Alexei Licea Navarro, y de la investigadora del CINVESTAV, Leopoldina Aguirre.

“Este es un esfuerzo significativo de la tripulación”, comentó Daniel Loya, “comparado con otras ocasiones, por ejemplo, cuando el Francisco de Ulloa (la antigua embarcación del CICESE) navegaba, la mayor ausencia de puerto eran 3 semanas. Si hacían 2 o 3 cruceros en una sola travesía, el viaje duraba cuando mucho mes y medio. Ahora va a ser más del doble”, comentó.

La tripulación del Alpha Hélix que arribará en los próximos días a Puerto Progreso, Yucatán, y no regresará al Puerto de Ensenada hasta agosto, está conformada por el Capitán Pedro Núñez, los ingenieros José Contreras (Jefe de máquinas) y Carlos Ortiz (Primer oficial), Román Herrera (Área de máquinas), y en cubierta Gustavo Castro (Primer oficial), Rosario Félix (Segundo oficial), José Ramón López (Técnico electrónico) y Mario Palafox y José Luis Cadena (en el área de cocina).

El Dr. Candela agradece mucho al DEO y a la tripulación del barco por hacer una tarea excepcional. “Se necesita una buena coordinación y un buen equipo para realizar estas maniobras, y el Alpha Hélix lo tiene”, dijo. Tanto el DEO como el DOF agradecen el apoyo y la gestión que impulsa el Director General del CICESE, Dr. Guido Marinone Moschetto.

comentarios de blog provistos por Disqus