Personal tools
Navigation
 
Document Actions

Diseñan horno solar económico

UNAM. Investigadores del Centro Tecnológico de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón, elaboraron un horno solar fabricado con cartón reciclado, que ayuda a la economía familiar y a la reducción de la contaminación.

UNAM. Investigadores del Centro Tecnológico de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón de la UNAM, elaboraron un horno solar fabricado con cartón reciclado, que ayuda a la economía familiar y a la reducción de la contaminación.

Es una propuesta que se inserta en el proyecto Construcción, diseño, adaptación y divulgación de un horno solar económico, con la que se disminuye el impacto ambiental producido por el consumo de combustibles refinados por la cocción de alimentos en las grandes ciudades, como la de México y su Zona Metropolitana.

El responsable del Área de Planeación Energética, Energías Limpias y Contaminación Ambiental de esa entidad, Elías Granados Hernández, destacó la importancia de aprovechar estos aparatos, pues no se usaría el gas natural o el licuado, ni la electricidad, además se evitarían daños a la salud, pues a largo plazo, la contaminación emitida por esos recursos es perjudicial para el ser humano.

El empleo de hornos solares es una alternativa viable para los habitantes de las metrópolis. Su estudio no es nuevo, en muchas naciones del mundo se utilizan, sobre todo en las zonas marginadas; se elaboran con materiales reciclables: cajas de cartón, papel aluminio, vidrio, madera y fierro; requieren poco tiempo en su construcción y de espacios reducidos para su colocación y uso”, explicó Granados.

Los integrantes de este proyecto, subrayó, buscan que la generación de conocimientos no se quede en las aulas, sino que se extienda a la sociedad, que haya un beneficio tecnológico aplicable; en este caso, el aprovechamiento de energías alternativas, como la solar, contribuye al desarrollo social sustentable de las comunidades urbanas.

A través de esta propuesta pretenden formar grupos de trabajo en sectores juveniles, que sirvan de puente educacional entre sus familiares y amigos a fin de beneficiarse con la fuente solar como medio para la cocción de alimentos, lo que ayudaría a disminuir el calentamiento y la contaminación ambiental en ciudades como el DF, provocados por el uso de los recursos energéticos, indicó.

El coordinador del proyecto, Elías Granados, dijo que para la elaboración del horno solar se requieren dos cajas completas de cartón, una de 40 por 40 centímetros y otra 10 centímetros menor a la primera, varios pliegos de este material, cinta canela, pintura negra, una parrilla de fierro, papel aluminio y un cristal.

“La caja pequeña se inserta en la grande, ambas se forran con más cartón y cinta canela para aislar la temperatura; el interior se pinta para que se absorba la temperatura solar; las aletas y piezas exteriores, se forran con papel aluminio, la parrilla se coloca dentro de la caja y soporta los recipientes de cocina; el cristal se emplea para tapar el horno y así evitar pérdidas de calor”, expuso.

De acuerdo con Granados, estos hornos tienen una vida útil de un año, el costo es bajo y se pueden usar en la primavera y el verano, temporadas de mayor temperatura en el área metropolitana.

En estas estaciones del año, este aparato alcanzaría hasta 140 grados centígrados, temperatura con la que se podría cocinar pescado, pollo, verdura, carne de puerco y hasta un pastel, concluyó.


Copyright © 1996-2014 DEMOS, Desarrollo de Medios, S.A. de C.V.
Todos los Derechos Reservados.
Derechos de Autor 04-2005-011817321500-203.

Desarrollado por La Jornada

Hecho con Plone