Personal tools
Navigation
 
Document Actions

Captarán en Iztapalapa agua de lluvia

La Universidad Autónoma Metropolitana y la Delegación Iztapalapa trabajan en la construcción de un pozo de infiltración para la Red de Drenaje Pluvial que permitirá la captación aproximada de 150 litros por segundo de agua de lluvia

Captarán en Iztapalapa agua de lluvia

Los estudios contribuirán a que el método de infiltración se reproduzca en diversas partes de la ciudad. Foto: Archivo

UAM. La Universidad Autónoma Metropolitana y la Delegación Iztapalapa trabajan en la construcción de un pozo de infiltración para la Red de Drenaje Pluvial que permitirá la captación aproximada de 150 litros por segundo de agua de lluvia, para evitar que el líquido se desperdicie y contribuir a un mejor manejo del recurso en México.

El pozo es producto del convenio específico de colaboración signado hoy por el doctor Óscar Monroy Hermosillo, rector de la Unidad Iztapalapa, y el licenciado Longinos García Ríos, delegado de la demarcación.

De acuerdo con el doctor Monroy Hermosillo esta infraestructura servirá de laboratorio a académicos especialistas en las ingenierías Hidrológica y Electrónica, así como en Biotecnología, Economía y Sociología, entre otras disciplinas, cuyos estudios contribuirán a que el método de infiltración se reproduzca en diversas partes de la ciudad.

El licenciado García Ríos destacó que aproximadamente 70 por ciento del agua que se suministra al Distrito Federal es subterránea proveniente de pozos, y de acuerdo con el balance hidráulico del Sistema de Aguas de la Ciudad de México se extrae en promedio siete mil litros por segundo más de los que se infiltran.

Los estudios realizados por los especialistas permitirán también observar los efectos del acuífero por la infiltración de 15 millones de metros cúbicos de agua por temporada, producto de la captación anual de lluvia aproximada de 700 milímetros, recolectada por 170 pozos perforados y a cielo abierto construidos por la delegación entre los años 2001 al 2008.

En este año, la demarcación espera la construcción de 10 pozos más; sin embargo, se requieren por lo menos 6 mil en toda la ciudad.

El pozo –ubicado al interior de la citada sede académica– recolectará el agua de lluvia de las azoteas de los edificios L, T, A-T, S, A-S, R y Q y la infiltrarán a los mantos acuíferos.

La operación de esta perforación impedirá que el volumen de agua sature los colectores que conducen los escurrimientos provenientes del lado norte del Cerro de La Estrella.
El pozo tendrá una profundidad de 96 metros y un diámetro de 60 centímetros; su capacidad será de 150 litros por segundo, considerando una intensidad de lluvia de 35 milímetros, por un lapso de 30 minutos, y recolectará agua de 7,500 metros cuadrados de azotea.

Este túnel vertical de absorción contará con tubos multipiezometros para medir abatimientos de niveles en zonas granulares, conductividad, pH, temperatura y sólidos totales disueltos en partes por millón.

Los primeros 150 centímetros del pozo estarán construidos de segmentación sanitaria, mortero, cemento-arena y tubo para ademe de la segmentación rayado con lámina de acero, después de los 150 centímetros y hasta los 600 estarán fabricados con tubería de ademe lisa, de diámetro variable y espesor de 6.3 milímetros.


Copyright © 1996-2014 DEMOS, Desarrollo de Medios, S.A. de C.V.
Todos los Derechos Reservados.
Derechos de Autor 04-2005-011817321500-203.

Desarrollado por La Jornada

Hecho con Plone