Personal tools
Navigation
 
Document Actions

Certifican a la Facultad de Medicina

La carrera de Médico Cirujano de la Facultad de Medicina de la UNAM, fue certificada por el Consejo Mexicano para la Acreditación de la Educación Médica con la más alta calificación obtenida hasta ahora, por una entidad dedicada a la enseñanza de esa disciplina. En el 2003, se obtuvo la aprobación de ese mismo organismo, pero concluida la vigencia, se inició el proceso para refrendarla por otros cinco años.

Certifican a la Facultad de Medicina

La Facultad cumplió con las expectativas, y se detectaron áreas de oportunidad para mejorar. En la iamgen el director Enrique Graue Wiechers. Foto: UNAM

UNAM. La carrera de Médico Cirujano de la Facultad de Medicina de la UNAM, fue certificada por el Consejo Mexicano para la Acreditación de la Educación Médica con la más alta calificación obtenida hasta ahora, por una entidad dedicada a la enseñanza de esa disciplina.

En el 2003, se obtuvo la aprobación de ese mismo organismo, pero concluida la vigencia, se inició el proceso para refrendarla por otros cinco años.

Se trata, explicó el director de la FM, Enrique Graue Wiechers, de un proceso que se realiza mediante una autoevaluación, que se presentó a esa instancia externa, misma que envió verificadores, es decir, pares de otras escuelas y facultades –en este caso ocho–, que por varios días inspeccionaron a la entidad universitaria, para luego otorgarle la acreditación.

El procedimiento consiste en la revisión de documentos probatorios, pero también en entrevistas a jefes de departamento, funcionarios, profesores y alumnos, para comprobar que lo asentado en la autoevaluación ocurre en la realidad.

A partir de agosto de 2008, dijo, el Consejo Mexicano para la Acreditación de la Educación Médica (COMAEM) cambió el instrumento de autoevaluación para las instituciones educativas por uno más completo, que incluye siete rubros generales y 180 acciones a comprobarse.

Aunque fue un proceso más exigente y complicado, la FM obtuvo la más alta calificación de las escuelas evaluadas, con más del 90 por ciento de las expectativas cumplidas, añadió.

Por su parte, la secretaria General de la Facultad de Medicina (FM), Rosalinda Guevara Guzmán, expuso que la experiencia con los verificadores fue interesante.

Los examinadores, abundó, provenían de diferentes universidades, y también asistieron a las sedes hospitalarias donde los estudiantes complementan su formación.

A los alumnos, también se les plantearon preguntas, y “estuvieron receptivos; de hecho, no hubo ninguna recomendación relativa a ellos”, mencionó.

Asimismo, Graue Wiechers refirió que la COMAEM ve un proceso de acreditación y certificación como una “aspiración a ser” una escuela de medicina ideal. La FM cumplió con las expectativas, pero también se detectaron áreas de oportunidad para mejorar.

Se señalaron debilidades que ya se trabajan para superarlas; entre ellas, se cuentan incluir nuevas materias en el plan de estudios, fortalecer el aprendizaje de la geriatría para enfrentar el envejecimiento de la población, la informática médica, y el reforzamiento de los procesos de autoevaluación de alumnos y de docentes.

Ya se tiene prácticamente toda la estructura del plan de estudios actualizado, precisó, y será presentada a los cuerpos colegiados correspondientes en el transcurso de los siguientes meses, para comenzar a instrumentarla en este 2009.

Los evaluadores fueron José Gabriel Paredes Buenfil, de la Universidad Autónoma de Yucatán; María Elena de la Cruz Maldonado, de la de Nuevo León; Armando Alarcón Domínguez, de la de Ciudad Juárez; Alfredo Renán González, de la de Baja California; Arturo García Rillo, de la del Estado de México; Francisca Castellanos Barrales, y Arturo Cervantes Soriano, de la Popular Autónoma de Puebla, y Jesús Vázquez Esquivel, de la de Monterrey.


Copyright © 1996-2014 DEMOS, Desarrollo de Medios, S.A. de C.V.
Todos los Derechos Reservados.
Derechos de Autor 04-2005-011817321500-203.

Desarrollado por La Jornada

Hecho con Plone