Personal tools
Navigation
 
Document Actions

Elaboran cemento óseo mejorado

Especialistas del Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY) desarrollaron una nueva fórmula para elaborar cemento óseo que permite fijar prótesis metálica en personas que han sufrido fracturas.

 

CONACYT. Especialistas del Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY) desarrollaron una nueva fórmula para elaborar cemento óseo -biomaterial poliméricos- que permite fijar prótesis metálica en personas que han sufrido fracturas.

Los cementos óseos son utilizados generalmente para fijar prótesis en huesos fracturados por accidente o por osteoporosis, comentó en entrevista el doctor Juan Valerio Cauich, investigador del CICY, quien comenzó a trabajar con estos materialesen 1998.

Luego de varios años de investigación, el especialista y su equipo lograron desarrollar ciertos cambios en la fórmula original de este producto para mejorarlo.

"Los cementos óseos son metacrilatos (productos derivados del ácido acrílico) y están compuestos por un elemento sólido y uno líquido; nosotros hicimos una modificación en el componente líquido,  al cual incorporamos diferentes monómeros acrílicos con el fin de promover la adhesión de células al hueso".

Durante diez años trabajaron en la modificación de los acrílicos para atraer células formadoras de hueso (osteoblastos) hacia un sustrato polimérico contenido en los cementos óseos y finalmente lo lograron utilizando "metacrilatos funcionalizados" (metacrilatos con grupos funcionales que atraen osteoblastos y que permiten la formación de hueso).

Actualmente el CICY cuenta con la formulación para elaborar este cementos óseo mejorado, mismo que además de contribuir al crecimiento de los huesos, ofrece al paciente beneficios como una pronta recuperación y sufrir poco dolor postoperatorio; también limitan la formación de hueso ectópico (hueso anómalo en los tejidos blandos).

Otra ventaja de este nuevo cemento es que, a diferencia de los existentes en el mercado, produce un desprendimiento de calor (exoterma de reacción) menor cuando el cemento se endurece, lo cual ayuda a disminuir la necrosis (muerte de tejidos) por acción térmica y química.

También reducen la posibilidad de embolismo pulmonar (obstrucción de una arteria en los pulmones) causada por coágulos sanguíneos en las venas, especialmente en piernas o pelvis. 

Tras realizar sus estudios de doctorado en Inglaterra, el doctor Juan Valerio Cauich regresó a México y con apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) comenzó en 1998 un proyecto para desarrollar materiales poliméricos con aplicaciones ortopédicas; investigación de la cual se desprende la elaboración de este nuevo cemento óseo.

"El uso de estos cementos no es nuevo ya que se utilizan desde hace aproximadamente 50 años en todo el mundo; el estudio de este material comenzó en Inglaterra y como yo trabajé allá para una empresa que los elabora, surgió en mí la idea de aplicar en México los conocimientos adquiridos", señaló el investigador mexicano.

Agregó que en nuestro país actualmente es común utilizarlos pero su costo es elevado, pues son materiales que se importan.

Finalmente comentó que aunque ya tienen la formulación terminada y varias empresas han mostrado su interés por comercializar este desarrollo, aún falta obtener la autorización sanitaria de la Secretaría de Salud y de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés).

Copyright © 1996-2014 DEMOS, Desarrollo de Medios, S.A. de C.V.
Todos los Derechos Reservados.
Derechos de Autor 04-2005-011817321500-203.

Desarrollado por La Jornada

Hecho con Plone