Personal tools
Navigation
 
Document Actions

Experimenta: Proyecto llevar la ciencia al bachillerato

Experimenta es un proyecto multidisciplinario e innovador en el mundo, creado por científicos de la UNAM, para que alumnos de bachillerato vivan la ciencia desde adentro y entiendan que el pensamiento científico y racional es una herramienta para sus actividades cotidianas

Experimenta: Proyecto llevar la ciencia al bachillerato

Los educandos proponen sus ideas y las llevan a cabo, y los profesores se encargan de dar una demostración y resolver dudas. Foto: UNAM

UNAM. Experimenta es un proyecto multidisciplinario e innovador en el mundo, creado por científicos de la UNAM, para que alumnos de bachillerato vivan la ciencia desde adentro y entiendan que el pensamiento científico y racional es una herramienta para sus actividades cotidianas, estableció Francisco Rafael Fernández de Miguel, investigador del Instituto de Fisiología Celular (IFC) de la UNAM.

No es para alumnos que quieren hacer ciencia, aclaró. Desde su creación en 2005, ha estado dirigido a los estudiantes de cualquier semestre o año de bachillerato.

Hasta el momento, se han sobrepasado los 10 mil educandos, lo que ha permitido tener tres sedes, en la Facultad de Ciencias (FC), y en los CCH Sur y Vallejo. Ha sido tan exitoso, que este año se decidió invitar a jóvenes de preparatorias del Sistema Incorporado (SI) de la UNAM, subrayó


“El trabajo es constante en todos los semestres. Laboramos en dos turnos diarios, de nueve a una de la tarde, y de tres a siete. En vacaciones se imparten cursos para profesores y estudiantes de distintas preparatorias a nivel nacional; además, entrenamiento a instructores”, explicó.

El también coordinador del proyecto, consideró que hacer investigación abierta no es tarea fácil, “se requiere que los instructores sean respetuosos de la libertad de pensamiento de los estudiantes y, al mismo tiempo, entender que en esta tarea ellos son sujetos activos”.

Experimenta ha innovado en ese sentido, y ahora se puede afirmar que las sesiones son abiertas; los educandos proponen sus ideas y las llevan a cabo, y los profesores e instructores se encargan de dar una buena demostración, proveer de material, resolver dudas y plantear nuevos temas, precisó.

¿Cómo se trabaja?

El especialista en neurociencias mencionó que éste es un proyecto hecho por científicos de la UNAM, de áreas como biología, física, química, matemáticas e ingenierías, para dar a los jóvenes del bachillerato una experiencia cultural a partir de la ciencia.

Aquí, recalcó, no se enseñan conceptos, sino a utilizar el conocimiento racional, ordenado, el denominado “pensamiento científico”, para que puedan plantear y resolver sus propios problemas experimentales, en sesiones de cuatro horas durante cinco días subsecuentes.

En ese lapso, explicó, pasan por cinco laboratorios: Física, Biología, Química, Matemáticas y Tecnología, y en cada uno hacen una observación general de un tema común a todas las disciplinas.

Después, se les pregunta qué quieren investigar, se forman equipos de trabajo de tres alumnos, se organiza una discusión; los jóvenes hacen anotaciones de su trabajo y se les ayuda a diseñar un experimento, controlar variables y limitar los alcances de lo que quieren hacer; al final, se discuten y analizan los hallazgos, abundó.

Cada sesión es dirigida por un responsable del laboratorio, que ha tenido formación en ciencia en alguno de los posgrados, y por dos instructores, que por lo regular son alumnos de licenciatura, acotó.

Finalmente, los estudiantes tienen la oportunidad de escribir un artículo científico de aproximadamente mil palabras sobre el experimento que más les gustó, y lo pueden mandar a la revista electrónica Experimenta, creada para este fin.


Copyright © 1996-2014 DEMOS, Desarrollo de Medios, S.A. de C.V.
Todos los Derechos Reservados.
Derechos de Autor 04-2005-011817321500-203.

Desarrollado por La Jornada

Hecho con Plone