¿Qué es el fracking? — ecologica
Usted está aquí: Inicio / Presentación / ¿Qué es el fracking?

¿Qué es el fracking?

Marisa Jacott

Con la Reforma Energética, vigente desde diciembre de 2013, la extracción no convencional de gas y petróleo mediante fracturación hidráulica, conocida como fracking, aumentará de manera importante en México; ahora, con la participación de compañías extranjeras. Por los graves riesgos de esta técnica, en este número de La Jornada Ecológica se analiza una serie de datos científicos y anecdóticos, así como hechos documentados sobre los daños que el fracking causa a la salud, a la estabilidad ambiental y a los derechos humanos, así como sobre sus riesgos. Dicha información ha servido para que diversos países hayan optado por una moratoria en el uso de esta técnica o, definitivamente, por su prohibición.

También se expone cómo la extracción del gas shale (de lutita, esquisto o pizarra) por medio del fracking provoca daños sociales, económicos, patrimoniales, a la salud, al ambiente, agrava la crisis climática, detona sismos, contribuye al cambio climático, y contamina los acuíferos por el uso masivo de sustancias peligrosas, entre otros. Todo ello empeora la calidad de vida de trabajadores y comunidades expuestas, provocando violaciones a los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales.

Los datos que aquí se resumen confirman que la extracción no convencional de hidrocarburos y gas por esta técnica no es “segura” ni “sustentable” y que sus riesgos tampoco son “controlables”, y, en muchos casos, tampoco “manejables”. Se trata de una energía sucia que es, además, altamente depredadora.

¿Qué pasa en un país como México que ha demostrado no tener capacidad para resolver los casos de contaminación, en donde la injusticia ambiental y la brutal pobreza ahogan a las comunidades indígenas y del campo?

La elevadísima corrupción deteriora, fragmenta y violenta a México, primer lugar en el índice de percepción de corrupción en América Latina y el Caribe. (Transparency International, 2017). En él se quebrantan los derechos humanos y se persigue a sus defensores, mientras que la defensa del medio ambiente, la prevención y la reparación del daño son prácticamente imposibles, como lo mostró con claridad la Ley Federal de Responsabilidad Ambiental en el caso de la contaminación causada en Sonora por la empresa minera Grupo México.

México es un país en el cual la aplicación de la ley deja mucho que desear. En donde no se cumple con el principio de “el que contamina paga”. En donde la normatividad es obsoleta y permite límites de exposición y contaminación mucho más altos que en otros países. En donde ni siquiera contamos con un inventario nacional de sustancias químicas que sea sólido y completo y seguimos careciendo de una legislación nacional en materia de estas sustancias. En estas condiciones, ¿cómo nos vamos a defender en el caso del fracking? Un próspero negocio para el gobierno y la industria.

Ante esta realidad, y frente a las incertidumbres que plantea el fracking, México debe aplicar el “principio precautorio” y no permitir este tipo de extracción de gas e hidrocarburos para evitar seguir fracturando al país y a su gente.

Por todo esto, creemos que es urgente buscar una moratoria contra el fracking mientras se logra que México se una a la lista de países que ya lo han prohibido. La tarea de hoy es transitar hacia alternativas energéticas que no tengan estos impactos. México debe apostar al desarrollo y generación de energías limpias, que no dañen la salud ni el ambiente, que no violenten a los pueblos y sus estructuras sociales, y que no invadan territorios indígenas y rurales con megaproyectos depredadores.

Los textos que componen este número de La Jornada Ecológica fueron elaborados por Lilia América Albert y Marisa Jacott y buscan ilustrar a los lectores sobre temas tan fundamentales como: ¿Qué es el fracking? Los riesgos que significa para la salud. Sus efectos en el medio ambiente. Una numeralia sobre los daños que causa dicha tecnología con algunas de las prohibiciones o moratorias establecidas en otros países en torno a dicho sistema de extracción.

Marisa Jacott
Fronteras Comunes, AC
Correo-e: [email protected]

comentarios de blog provistos por Disqus